RESTABLECIDA LA JUSTICIA LINGÜÍSTICA EN EUROPA

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea en una sentencia de segunda instancia admitió hoy el recurso italiano en contra de la publicación en sólo tres idiomas (inglés, francés y alemán) de las convocatorias pertenecientes a la Unión Europea, y ha reiterado que la obligación de sostener las pruebas de selección en una de esos tres idiomas es una política lingüística discriminatoria.

La Asociación Nitobe acoge con agrado el juicio de este Tribunal que rechaza una discriminación injusta basada en el idioma. No puede existir una Unión Europea democrática, justa y tolerante si se introducen discriminaciones lingüísticas indebidas, si se crean ciudadanos de primera categoría y ciudadanos de segunda categoría sobre la base de un atributo, el idioma, que es dado y no es elegido por los individuos.

Defensar los idiomas significa proteger la libertad, la igualdad y la dignidad de las personas que hablan esos idiomas. Es deseable que la decisión del Tribunal induzca al Parlamento Europeo a que renuncie a los recortes al sistema de traducciones de 8,6 millones de euros al año recientemente anunciados. El multilingüismo es una política que necesita un apoyo político y moral y recursos para ser actuada. La alternativa es la resignación, la alienación y la hegemonía lingüística.